27 oct. 2009

Siete razones para cambiar a Windows 7

Siempre que sale un nuevo sistema operativo de Microsoft, la prudencia nos dice que debemos esperar al primer Service Pack. Sin embargo, Windows 7 es el Service Pack definitivo de Windows Vista, ¿qué hacer?


Les ha pasado a varios sistemas operativos de Microsoft. Le pasó 95, le pasó a Millenium Edition, y le ha vuelto a pasar a Vista. Son platos a medio cocinar, llenos de errores y con un rendimiento bastante pobre. Después de varios Service Packs, sale el nuevo sistema operativo, que sin ser revolucionario, es mucho mejor que su predecesor.

Windows 7 es, en definitiva, como Windows Vista tendría que haber sido desde un inicio, aunque la publicidad nos lo quiera vender como un salto adelante de proporciones galácticas.

Si todavía no estás convencido/a de que Windows 7 es para tí, te recomendamos que leas estas siete razones para abandonar definitivamente Windows Vista.

Fácil de instalar

No es que la instalación de Windows Vista fuera especialmente complicada, pero no era ni rápida ni automática. Windows 7 mejora significativamente el proceso en la instalación desde cero, pudiendo mejorarse bastante si se trata de una actualización de Vista.

En todo caso, cualquier parecido con su predecesor es pura coincidencia, y vamos a notar desde el principio que estamos delante de un sistema operativo con mejores "acabados".

Más rápido

Si tienes un portátil este punto es vital para ti. Eso si no has dado por imposible ya trabajar con Windows Vista en tu ordenador o lo has tirado por la ventana. Vista ha traído innumerables dolores de cabeza a los propietarios de ordenadores portátiles, especialmente aquellos con unas características técnicas algo limitadas.

Windows 7 es un Vista bien programado, y como tal, carga bastante menos el ordenador. Una muestra de ello es el tiempo de encendido y apagado: un visto y no visto si lo comparamos con la eternidad requerida por Vista.

Un Aero que sirve para algo

Si no sabes lo que es Aero, aunque lo tengas en tu Windows Vista, no te preocupes, es que tampoco servía para mucho. Se trata del sistema de gestión visual de las carpetas abiertas. En Vista, se limitaba a un curioso efecto tridimensional que nos mostraba las ventanas abiertas y mostrar miniaturas de las ventanas cuando situábamos el cursor encima de uno de los programas abiertos en la barra de aplicaciones.

Ahora Aero tiene una funcionalidad mucho mejor diseñada: nos permite ver las ventanas abiertas con sólo poner el cursor sobre la miniatura en la barra de programas, nos permite maximizar y desmaximizar ventanas con sólo arrastrarlas al borde superior de la pantalla, e incluso minimizar el resto si agitamos la ventana que queremos mantener abierta.



Redes locales en segundos

"¿Cómo es posible que no se vean?" Esa es la pregunta que mucha gente se hace cuando configura una red local con Windows Vista, y es que a pesar del ayudante para redes locales, todavía es complicado para el usuario medio.

Windows 7 lo soluciona con un sistema de pocos clicks. Se decide qué quiere compartirse, se vincula con el otro ordenador, y listo: ya tenemos una red local perfectamente operativa. Difícil de creer tratandose de Windows, lo sabemos, pero funciona.

Seguridad mejorada

O mejor dicho: "todo lo mejorada que puede estar, tratándose de un sistema operativo de Microsoft". ¿Por qué? Porque si bien ahora parece un sistema bastante sólido, a medida que se vaya popularizando, los expertos en encontrar vulnerabilidades centrarán su atención en él, lo cual provocará un aluvión de actualizaciones de seguridad parecido al que tenemos con Windows Vista.

En todo caso, actualmente Windows 7 goza de un sistema de seguridad (antivirus y cortafuegos) mejor que su predecesor, por lo que es otro punto a favor del cambio.

Compatibilidad

Como pasa con todos los cambios de sistemas operativos de Microsoft, habrá periféricos que queden fuera de la lista de los que van a ser reconocibles por Windows 7. Sin embargo, aquellos que lo sean tendrán un mayor nivel de integración con el sistema operativo.

Así, nuestra cámara digital relativamente moderna mostrará en pantalla, una vez conectada, no sólo las fotos, sino también cuántas caben en la memoria y de cuánta batería dispone.

No es Windows Vista

Ésta es la razón más potente para cambiar. Windows 7 es un sistema operativo más rápido que Windows Vista, más sólido que Windows Vista, y supera notablemente en cualquier faceta a su predecesor.

No es que esto sea difícil, pero sí que es un motivo más que suficiente como para desterrar definitivamente el engendro fallido de Microsoft y decir con cierta sorna: "¡Hasta la Vista!"

0 comentarios:

Publicar un comentario

Participa,has que tu opinión valga, da a conocer al mundo tu opinión.